miércoles, 26 de noviembre de 2008

TV: Top Gear (English Channel challenge) 1/3

A las buenas!

Primera parte del reto de cruzar el Canal de la Mancha con coches "anfibios".... unas risas!


Saludos y que la fuerza os acompañe!

martes, 25 de noviembre de 2008

VISA

A las buenas!

Quiero iniciar esta nueva sección de "Anécdotas" con auténticas chorradas que me pasan, problemas del idioma y un sin fín de esperpénticos momentos que creo merece la pena recordar y contar a los nietos (si algún día engancho mujer...)

VISA

Iba yo todo nervioso a mi primera entrevista irlandesa, en concreto en el edificio Vodafone en Dublín, no me acuerdo del polígono, pero allí estaba la empresa que había recibido mi CV. Total, que trajeado pregunto por el "guarro" (el entrevistador, ya vereis por qué lo llamo así), tras una breve espera, aparece, se presenta, nos damos la mano y nos vamos a una sala.

A las 2 minutos de empezar y revisando mi CV, el "guarro" se me echa un eructo de los de "Dios, el cocido está que te cagas". 

-"Excuse me, I just had lunch now"

Ole tus huevos! Con dos cojones, menos mal que no te olía el aliento a chorizo. Bueno, al grano. El tío empezó a hacerme preguntas sobre mi CV hasta llegar a la pregunta "anecdótica":

Guarro: Have you got VISA?
Alex: Yes, I have (con pensamiento de asombro...)

Mira que le dí vueltas durante la entrevista, después de esta y durante varios días a por qué cojones me preguntó el fulano si tenía VISA (tarjeta VISA). Pues no... equivocado yo... que no preguntó por la VISA Card, si no si tenía Visado de trabajo...  Y tan gañán es que no sabe que ESPAÑA PERTENECE A LA COMUNIDAD EUROPEA???? Ay, ese cocidito amnésico....

Saludos y que la fuerza os acompañe!

lunes, 24 de noviembre de 2008

Una de bicicletas amsterdanianas

A las buenas de nuevo!

Tras contar las aventuras y desventuras holandesas, hoy he decidido crear una entrada dedicada exclusivamente a uno de los medios de transporte más famosos de Ámsterdam, y que por ello la hace tan especial: la bicicleta.

Es impresionante la cantidad de bicicletas que te puedes encontrar, y lo mejor de todo, es lo diferentes que son unas de otras y los propósitos para los que las usan. Empezando por esta, que según el rótulo, va de "fiesta"... jejejej

Este es el modelo "trangallo", para transportistas...

Otra más, para la compra y con toldo para la lluvia, oiga...

Para la familia... el papá o la mamá y dos enanos, el otro que vaya andando....

... o si no que hagan como estos, la familia al completo en dos bicicletas: la madre, la niña detrás en pose "ay, que me caigo", uno dentro del carro, y el padre con otros dos dentro.... a cuanto pagan el tener un hijo en Holanda?

Las hay de coloritos y bien aparcadas...

... o todas negras y echadas a monte.... a ver quien encuentra su bici ahí...

Incluso las hay "tuneadas"...

Pero para mí, lo mejor, es esta "multi-biciclista", con barra de bar incluída, señora... Imagináos tomando cubatas en ella mientras le damos al pedal... jejejej

video

Espero que os guste! A partir de ahora, la supervisita a Cork de.... aaaaaaaaaaaaaaaaah!

Saludos y que la fuerza os acompañe!

sábado, 22 de noviembre de 2008

"La machine" cumple 1 año

A las buenas otra vez!

Hoy mismo, 22 de Noviembre de 2008, "La machine" cumple 1 año! Recuerdo cuando la compré... fue cosa de 3 días, es decir: llegar, ver y comprar. Un viernes la ví, el lunes dije que sí, y el martes ya era mía! Y el viernes, tras la "jugarreta" que me gastaron mis hermanos, ya la tenía en mis manos!

En esta foto, "La machine" en Puente Gundián, Puente Ulla, en sus primeros días.

Quiero recordar a mi antiguo coche, el "Vento Rider", que estuvo conmigo durante 3 largos años recorriendo media España, y que por causas del destino, estrellé dos veces, una contra un coche de marroquís en la rotonda de Conxo en Santiago mientras iba "apirolado" (menuda que monté ese día), y otra con Isita haciendo una "mala maniobra" (Isita, perdóname por hacertelo pasar mal ese día). Desde aquí, un homenaje al "Vento Rider", que en paz descanse!


Ays,.... que tiempos aquellos! Qué recuerdos me trae este coche... 

Saludos y que la fuerza os acompañe!


Amsterdam en tres días (cuarta y última parte)

Y con esta entrada finalizo el viaje a Ámsterdam. 

Lunes 10 Noviembre 2008

Después de una merecida dormitada en el sofá, acompañé a Raquel hasta cerca de su trabajo. Antes de salir de casa me comenta la historia de una garza que se pone por allí, delante de un portal de su calle, a esperar que una señora le de comida. Así todos los días. Imaginaos la escena de ver una cacho garza en medio de la calle esperando que le den de comer... PÍO, PÍO!

Me fuí hasta el hostel a por mis cosas, y por suerte para mí, ya no había nadie. Un par de fotos de la habitación (las que puse en entradas anteriores), una ducha, check-out y de paseo de nuevo.

Cerca del pub irlandés al que había ido a tomar unas Guiness había una plaza. En esa plaza había gente jugando al ajedrez... a lo grande!!! Porque en medio de la plaza hay un tablero gigante con piezas gigantes que pertenece al restaurante Wagamama. Pena que no hubiera nadie jugando en aquel momento, hay un horario de juego estipulado en las cajas metálicas donde se guardan las piezas. Aquí esta la foto.

Después seguí paseando y paseando por los canales, y decidí visitar mi último "museo" antes de irme definitivamente: la casa de Anna Frank.

Se trata del edificio donde Anna Frank y su familia vivieron escondidos entre 1942 y 1944 antes de que fueran delatados por un hijo de p... y llevados a campos de concentración durante el Holocausto, en la Segunda Guerra Mundial. Tanto Anna como su hermana Margot murieron en los campos de concentración de Bergen-Belsen (Alemania) de tifus. La mayor parte de la familia y las amistades que los ocultaban (solamente sobrevivió el padre) corrieron la misma suerte, bien por enfermedad o en la cámara de gas.

Si bien la casa en sí no es gran cosa, es un lugar muy pero que muy triste y pone los pelos de punta. Se pueden ver las pequeñas habitaciones donde Anna, su hermana y el resto de ocupantes vivían y se escondían, si poder apenas ver la luz del día. Se ven en las paredes recortes de periódicos, anotaciones... Si a esto le sumas los vídeos y textos que a lo largo de la casa van apareciendo en modo de explicación, hacen de la visita un auténtico nido de emociones.

Este es el rótulo en frente de la casa...

Y el número 263 de Prinsengratch, donde la empresa Opekta trabajaba sin parar....

El edificio por fuera....
Anna Frank es conocida por todos nosotros por su libro "El diario de Anna Frank" (que todavía no he leído pero que lo he comprado en su casa para poder leerlo), diario que relataba su vida y sus emociones durante su estancia en la casa. Este libro tuvo una adaptación al cine de la mano de George Stevens como director. Ganó 3 premios Oscar, uno de ellos para Shelley Winters por su interpretación de Petronella van Daan, Oscar que se exhibe al final del recorrido del museo como ella misma prometió. Como curiosidad, destacar que la casa fue amueblada únicamente para el film, permaneciendo sin ningún tipo de mueble durante el resto del tiempo por orden expresa de su padre.

Al final ya del recorrido, se encuentra una sala de ordenadores donde puedes dejar tu mensaje y un vídeo. Los mensajes se almacenan como hojas de castaño, árbol que Anna Frank admiraba y veía desde la ventana del desván. Y como no, pues le dejé mi hoja y mi mensaje en vídeo, que podeís ver aquí y aquí respectivamente.

Además del libro me compré un poster precioso con fotos de la niña y una frase que cita lo siguiente:

"One day this terrible war will be over. The time will come when we'll people again and not just Jews!.. We can never be just Dutch, or just English, or whatever, we will always be Jews as well. But then, we'll want to be."

Anne Frank, April 9, 1944

Es increíble lo que una niña de 15 años pudo escribir....

Ya pasando a cosas un poco más alegres, después de la casa, y con los pies bastante destrozados, decidí encaminarme hacia la estación central para así tomarme un café, descansar, coger el tren al aeropuerto y poder volar finalmente para casa.

En Dam Square saqué un par de tomas, una de ellas de este Darth Vader... (a golpe de lunes, oiga..)

La plaza otra vez con el hotel Krasnapolsy de fondo...

Por los canales, pude ver más y más casas... es alucinante... no entrará la humedad ahí? Es curioso....

Y el Nemo, el Centro Nacional de Ciencias junto con una torre con reloj que no recuerdo ahora mismo que era... soy un desastre!

Más casitas por los canales... Esta me llamó la atención por tenerlo todo: escaleras, plantas, ... 

Y el Nemo otra vez, más de cerca...

Ya en la estación, me senté a tomarme un café en la cafetería de la estación en la planta de arriba, justo pegada a las vías (merece la pena ir, menuda pedazo de cafetería). Mis pies ya no daban más y solamente tuve que esperar que el tiempo pasase y pasase para ir al aeropuerto.

Ya allí, al pasar la puerta, cacheo por culpa de las llaves del candado que me dejé en el bolsillo (la máquina pitó). Y vuelta otra vez porque me había dejado el poster fuera, así que tuve que pasar otra vez, de esta vez sin cacheo...

Y a mi llegada a Cork se produjo un capítulo que emborronó un poco el viaje. Al salir del avión, enseñé mi pasaporte al primer control y lo puse en el jersey. En el segundo control, tuve que volver a enseñarlo pero no lo encontraba, me olvidé de que lo tenía en el jersey, así que empecé a buscar por todos los lados. La chica me debió ver nervioso, así que me dijo por favor que quería ver las bolsas. Y aquí empezó la coña: me empezó a preguntar que por qué había viajado a Ámsterdam, cúando había comprado el billete, durante cuanto tiempo, dónde trabajaba.... Mientras hacía este tipo de preguntas, me registraba las bolsas. Incluso me quiso encender la cámara de fotos (sin pila, ya se encargó ella de decírmelo...)!! Pues unos 20 minutos esperando a que la señorita se decidiera a dejarme ir. Estuve a punto de decirle directamente que no tenía drogas y que si quería mi móvil para quedar a tomar una copa...

Al final, salí victorioso pero 20 minutos más tarde y con mala ostia... Trastos al coche, conducir 5 minutos, y llegada a casa, donde me esperaba mi camita y ningún tipo de sonidos "tormentosos".

Saludos y que la fuerza os acompañe!

jueves, 20 de noviembre de 2008

Why does my heart feel so bad...



miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ya llevo en la empresa X...

... la friolera de 6 meses exactos, cumplidos en el día de hoy!!! A ver cuantos meses más duramos por aquí.... 

Saludos y que la fuerza os acompañe!!

Amsterdam en 3 días (tercera parte)

A las buenas a todos!

Después de la "tormentosa" (y nunca mejor dicho) noche en el hostel,  y de ser el primero en "evacuar" la sala, comencé el día visitando el Vondelpark, a 10 metros exactos del hostel.

Se trata de un precioso parque donde la gente, como no, anda en bicicleta. Además de eso, la gente hace deporte, pasea, pasea con el perro, se fuma porros.... vamos, de todo. Además, cuenta con un par de edificios adyacentes, entre ellos, el Ámsterdam Film Museum.

En estas fotos de ahora, partes del parque durante el paseo que me dí por la mañana. 

Otra más, una estatua de no se quién...

Preciosos colores de otoño...

Después del parque, me dirigí al museo Van Gogh, pero de camino, no pude evitar la tentación de sacar un par de fotos... esta, de una de las calles...

Bien, me encuentro en el museo Van Gogh. Clavada de 12,50€ (que creo que en este caso sí merece la pena). El museo es impresionante, y contiene prácticamente todos aquellos cuadros que nos habían enseñado en el colegio/instituto: Los Girasoles, El dormitorio, Autoretrato, .... Vamos, que merece la pena... incluso sentí tristeza leyendo la historia del artista (acabó en un psiquiátrico).

Estando en el museo, recibí una llamada de Barcelona (de la Chol) comentándome que tenía una amiga en Ámsterdam, así que la llamé para quedar con ella y comer algo. Mientras esperaba, ya fuera del museo, saqué un par de fotos del parque, con el slogan "I Amsterdam", propaganda del ayuntamiento para dar a conocer la ciudad, etc etc. En esta foto, el slogan en el parque y de fondon el Rijskmuseum con la calavera de "For the love of God".

Un rato después, y tras tomar un par de pintas de Guiness en un pub irlandés (manda carallo), Raquel apareció y nos fuimos a comer algo. Estuvimos paseando toda la tarde hasta el anochecer, tomando algo, hablando de trabajo, de la ciudad, etc etc Miles de cosas se comentaron. En el paseo ya nocturno vimos este chico/señor tocando el contrabajo (o es un cello?).

Al lado de este señor (al cuál nadie le hacía puto caso), se encontraban estos chicos haciendo un break dance... la mar de buenos eran, oiga....

video

Cuando ya eran horas de irse a dormir, ella me ofreció dormir en el sofá de su casa, sobre todo tras oir la historia "tormentosa", así que tras rechazarla varias veces y pensarlo mejor, decidí que era una muy buena idea... Y allí encontré lo que pensé que nunca encontraría, la razón de mi ser... Tras tanto café/cerveza durante el día, pues tuve que ir al servicio... Y claro, al levantar la tapa divisé algo raro, fuera de lo común en mi ámbito...


Oh, my god! Sí, sí, sí.... por primera vez en mi vida.... he visto un "WATER COMUNISTA"!!! (grácias al autor del artículo del link por abrirme las puertas a tal información)

Diossss, es que es alucinante!!! Mirad el "burejo" y la "bandeja" por donde debería resbalar toda la mierda (y que, realmente no lo hace). Es la ostia!

 Y tras este asombro, me quedé plácidamente dormido en el sofá, pensando en que no volvería a escuchar "tormentas", ronquidos y demás conciertos sonoros para finalizar mi viaje al día siguiente.

Saludos y que la fuerza os acompañe!

martes, 18 de noviembre de 2008

Amsterdam en 3 días (segunda parte)

A las buenas otra vez!

Disculpad por no actualizar el blog antes, pero anduve liadillo estos días, y pronto pondré más y más entradas (con las cosas que pasaron, da para escribir un libro....)

Después de todo el recorrido del sábado en Amsterdam, me fui al hotel a dormir, estaba echo polvo y preferí ir a descansar para coger fuerzas para el domingo.

Allá me voy para el hostel. Una habitación con 6 camas, de las cuales esta (la número 6) era la mía (las fotos son tomadas el lunes por la mañana...)

Las de los otros "personajes" que pronto empezaré a describir...

El baño.......

La ducha....

El menda sacandose la típica foto delante del espejo, que ya viene siendo habitual....

Y el cagadero con "regalo" incluído...

Total, que me echo a dormir, y al rato me vienen dos paisanos que me encienden la luz. Estos dos paisanos son de las camas 3 y 4 (las de la foto). Total, que al rato se echan en cama... Continuo intentando conciliar el sueño, pero llega otro, en este caso, el que dormía en la litera de arriba.

A este creo que le debo dedicar una sección entera, ya que los ruidos que hizo (de todo tipo, oiga...) impidió que conciliara el sueño.... y por si acaso, me tapara la nariz. Total, que el animal este, se va al baño y se echa un tremendo cagallón "sonoro" (se oyó perfectamente la tormenta de pedos), y acto seguido, tras ponerse el pijama, se metió en cama. Cual fue mi sorpresa que la tormenta no había terminado y erre que erre los truenos (y no relámpagos) continuaron cayendo en la habitación del hostel.... Tierra trágame...

Después de un rato de tormenta, la calma se acercó en forma de sueño, que pronto se vió interrumpido por ciertos ronquidos de las camas de al lado.... 

Pero tras volver a conciliar el sueño, los dos individuos que quedaban por llegar... llegaron. Y lo mejor de todo, es que era una pareja. Y ale... para cama... Desconozco si fuchicaron o dejaron de fuchicar, por suerte para mí me quedé dormido hasta la mañana siguiente, mañana en la que fui el primero en irme dejando atrás una estela de "individuos" que creo que no olvidaré jamás...

En próximos días, más...

Saludos y que la fuerza os acompañe!



martes, 11 de noviembre de 2008

Amsterdam en 3 días (primera parte)

A las buenas a todos!!!!

Después de 3 días de vacaciones en Ámsterdam city, estamos de vuelta para comentar la jugada lúdico-cómico-cultural que venía ya desde un mes atrás. Aquí está la primera parte!

Sábado, 08 Noviembre 2008

Super-levantada a las 4:30am de la mañana para coger el vuelo a las 6am rumbo a un nuevo país y destino vacacional: Holanda, en concreto, a su capital Ámsterdam! Después del aterrizaje (aplausos incluídos), y unos 20 minutos dando vueltas con el avión, desembarcamos. Que sepáis que durante esos 20 minutos de vueltas sobre la pista, pasamos pegados a la autopista, a la par de los coches, e incluso se llega a cruzar un puente para aviones por encima de esta. No me imagino los caretos de los coches al ver un avión cruzando por encima de ellos. Sin comentarios.

Al no tener nada que facturar, me fuí directo a la estación de tren del aeropuerto, en la planta baja del aeropuerto. Allí cogí el tren Intercity hacia la ciudad, tardando aproximadamente unos 15 minutos. Destacar que los trenes son de varios pisos, uno de ellos 1 metro por debajo del nivel de la vía (donde espera la gente) y el otro 1 metro por encima. Muy curiosos, nunca los había visto. Y al salir de la estación central de Ámsterdam, lo primero que veo es esto: bicicletas a mansalva!!!

En mi vida había visto tanta bicicleta junta! Si tengo que buscar la mía ahí, ya puedo pasarme horas buscándola entre tanto amasijo de hierro! Y si alzáis la vista al fondo, podéis ver este mega-parking the bicicletas!

Dejando las bicis atrás, me dirijo paso firme hacia el hostel, una nueva "aventura" de las no pocas que últimamente estoy viviendo. He cogido una habitación en un hostel compartido con unas 5 personas más (ya se contará más adelante en sucesivos posts). No tiene desperdicio... 

Por el camino, esta calle con "elementos decorativos" azules y carril bicicleta, uno de los miles que existen en la ciudad.

Llegada al hotel. Hago el "check-in", dejo las bolsas, y me voy a ver el Rijskmuseum, que me queda al lado del hostel. Este museo concentra un montón de obras del siglo XVII, con autores como Rembrandt, Frans Hals o Vermeer. Obras conocidas como "La ronda de noche" (The night watch) o "La lechera" (The milkmaid) se dan cita en este museo, cuya fachada podéis ver en la imagen inferior.

Pero una de las cosas que más me ha llamado la atención, ha sido la escalofriante "escultura" (por llamarlo de alguna manera) de Damien Hirst, llamada "For the love of God" (aquí la web, no tiene desperdicio ninguno). Se trata de una calavera con más de 8000 diamantes y con un pedrusco en toda la frente (con pedrusco, quiero decir, diamante grande). Lo mejor es que esta escultura se presentaba en una sala prácticamente oscura, con solo un par de luces directas sobre la calavera que hacía un juego de luces espectacular. No tengo palabras. Tétrico!

Después de la "corta" visita al museo (la mayor parte está cerrado por reformas, y aún así te siguen clavando 10€ los muy.....) me fui a recorrer la ciudad andando y viendo lo que me ofrecía. Lo primero, y nada más salir del museo, la "Heineken Experience", una antigua fábrica de Heineken convertida en centro de visitas con degustación. 

Más caminata.... canales, agua, barcos y bicicletas... lo mejor, el tiempo soleado que me acompañó.

Y caminando durante un tiempo, llego al Bloemenmarkt (mercado de las flores), donde decenas de casetas venden sus flores, principalmente, tulipanes y girasoles.

En la visita al mercado, me encuentro con esta especie de carrusel musical con un holandés pidiendo "limosna" con una lata haciendo ruidos al compás de la música. No tiene desperdicio... La música es la ostia de pegadiza. Y al final del vídeo, el holandés calvo pidiendo pasta. 

video

Seguimos caminando. Me encuentro con esta torre con reloj, el Munttoren (Mint Tower), parte de una antigua puerta medieval que cercaba la ciudad. El pedazo de carrillón toca cada 15 minutos.

Por ahí colgada cerca del mercado (desconozco qué es eso de "ship shop"), la bandera de la ciudad.

Antes de seguir caminando, hice una parada en un "coffee shop" para relajarme y tomar una Coca-cola. Creo que la Coca-cola me sentó mal, porque estuve cerca de una hora en un banco de la plaza Rembrandt con dolor de cabeza y un poco adormilado (mamá, si estás leyendo esto, tranquila, yo no hago esas cosas). Si es que.... así no se puede.

Despúes de la fum... del descanso en el banco de marras, otra caminata para "airearse" y no quemar neuronas. Cerca del parque donde estaba se encuentra el Teatro Tuschinski, un teatro creado por un judío polaco emigrado al que le encantaba el cine (?).

Y en la plaza del "descanso", la imitación a la pintura de Rembrandt "The night watch". 


Seguimos de paseo.... es facilísimo perderse con tanto canal y tanta callejuela. Lo peor de todo son los nombres de las calles, casi todas acaban en "straat" (supongo que será "street" en inglés) pero son auténticamente matadoras: Van Eeghenstraat, Oudezijds Voorburgwal o Reguliersdwarsstraat son ejemplos de calles, no de insultos. Aún es el día de hoy, tras estos 3 días intentando acostumbrarme, en que el holandés me parece un lenguaje auténticamente bruto y "poco erótico". Oír una mujer hablando en holandés, la verdad, es que por muy buena que este, pierde toda su gracia... lo siento por los "dutch", pero es que parece que están escupiendo!

Más caminata... vista de las estructuras utilizadas para contener (?) o hacer algo con el agua de los canales. No entiendo muy bien el funcionamiento, la verdad... la toma es del puente Magere Brug, desde del Blauwbrug. 


Y aquí el Blauwbrug, puente parecido al Alexandre III de París, el cual ya visité en su día (creo, por lo que leí, que está inspirado en este último).

Seguimos por los canales. En esta toma, no son barcos lo que se ve en su mayoría, si no... casas!!! Mucha gente vive en casas "flotantes" en los canales, y los hay incluso que, para ir a trabajar, en lugar de ir en bicileta, coche, tranvía o andando... van en barco por los canales! Cada día me quedo más sorprendido de las cosas que veo...



Dando vueltas y más vueltas, llego a un sitio donde oigo una música. Me acerco y esto es lo que me encuentro: un concierto de "orcos" (?) tocando tambores (chaval bailarín del público inclusive) por algo relacionado con el agua (no se por qué lo hacían realmente).

> video

Y una vez finalizado este concierto, me encuentro el mejor de los conciertos que he visto en mi vida: en medio de la plaza, una gran barca tripulada por 10 viejos marineros, con gorro y tirantes, uno de ellos con acordeón, y dos de ellos fuera de la barca, uno el guitarrista y otro el "director de orquesta". No tiene desperdicio ninguno. Me recuerda a la canción popular gallega "Catro vellos mariñeiros". Un par de detalles: el primero, el "director de orquesta" a la derecha de todo, que incluso llega a hacer un grito "eeeh eeeh", el segundo los meneos del guitarrista, y el tercero... la letra. Ojo, siguiendo los buenos consejos de nuestro amigo Pablo Motos y su Momento Teniente, esto es lo que yo entiendo en el estribillo:

"Oooooh, ooooooh, oooooooh
 ooooooh, ooooooh, oooooooh,
 le faluj de laaaaaaaa peeeeeeeee (?)
 vaya maricóooooooooooooooooon,
  le faluj de laaaaaaaa peeeeeeeee (?)
 vaya maricóooooooooooooooooon!!!"

video

Después de muchas risas y lloros (de risas), sigo caminando por Ámsterdam adelante. Ya había pasado por ella, pero preferí no comentarla hasta ahora. Estoy en Dam Square, la plaza principal de la ciudad. En la foto, el Monumento nacional.

Esta plaza es un poco caos, ya que entre los carriles bici, el tranvía y los coches, los peatones están completamente indefensos y sin ningún tipo de protección ante tal cruce de carreteras, carriles y raíles. Lo bonito de la plaza, es que hay cientos de palomas que son alimentadas por viandantes. Y éstas, a cambio, se abalanzan y se posan en partes del cuerpo de aquellos que ofrecen comida. Un buen reclamo turístico

Sigo asombrado por la cantidad de bicicletas que hay. En Dam Square, de nuevo, más bicicletas..

Cerca de allí está la tienda de condones, la "Condomerie" (el negocio que siempre quise montar pero que nunca me atreví... tendrá salida en Galicia?). Genial los diferentes tipos de condones: de sabores, maxi, con formas varias.... 

Y como no, después de tanta caminata, me dije... "Hay que probar la cerveza holandesa". Y así fue, megajarra de Bavaria, una pielsen holandesa...

Ya medio anochecido, continué de caminata para intentar terminar en el Red Ligh District ya anochecido. De camino, me encuentro con Magna Plaza, un gran centro comercial y con este colorido....

Y ya de noche, me adentré en lo más profundo del Red Light District, uno de los reclamos turísticos más llamativos de Ámsterdam. En el te encuentras de todo: sex shops, espectáculos, salas porno.... pero lo más llamativo, sin duda, son las cabinas donde las prostitutas se exhiben en ropa interior. La primera vez que lo ves es escalofriante. En unas habitaciones con cristalera, cortinas y luces rojas, exhiben sus cuerpos ante los clientes (y ante algún que otro energúmeno que anda suelto por ahí). Es curioso pasearse delante de ellas y que atraigan tu atención dando unos toquecitos en la ventana. Claro, las primeras veces miras y ves que te llaman para adentro. Algunas parecían niñas, otras las veías entraditas en los cincuenta, otras estaban de vicio, y otras mejor no mirar para ellas. Todo esto en 200 metros de calle. Impresionante! Aquí una foto no muy buena del distrito a lo lejos. No "permiten" (no debemos) hacer fotos de las cabinas, por aquello de la intimidad de las prostitutas.
 
Y hasta aquí la primera parte del viaje. Quedan aún muchas cosas por contar!

Saludos y que la fuerza os acompañe!